Cambios en las licencias de obras menores

Los vecinos de Villarejo podrán comenzar obras menores en un plazo máximo de 10 días.
Hasta ahora todo aquel que quería realizar una obra menor debía solicitarlo al Ayuntamiento y esperar a que se le concediera la correspondiente licencia, tras realizar un informe técnico. Hasta que al interesado no le llegaba la comunicación de licencia, no podía comenzar. Y esto a veces se prolongaba durante semanas.
Esta situación cambia desde el 1 de julio.

 

A partir de ahora, los vecinos solamente deberán realizar ante el Ayuntamiento la comunicación previa de la obra, aportando lo que la normativa requiere. Si en 10 días el Ayuntamiento no ha contestado, el vecino interesado podrá comenzar a realizar su obra menor sin problema.
Durante el proceso, el técnico municipal podrá realizar visitas de comprobación para asegurarse de que la obra que se está realizando corresponde con lo solicitado.
Se consideran obras menores todas aquellas que no afecten a los elementos estructurales de la edificación, limitándose a aspectos interiores o secundarios. Además, no deben comprometer ni directa ni indirectamente, la seguridad de personas y bienes.
Obra menor es, por ejemplo, una reparación sencilla de cubiertas y azoteas, una mejora en el interior de un local, las obras de pintura y reparación de fachadas, la colocación de rejas, la reparación o sustitución de balcones o repisas, la ejecución de aseos en viviendas y locales existentes....
Tratamiento de residuos
En las obras menores, los vecinos deberán acreditar que los escombros producidos en los trabajos han terminado en un lugar adecuado, es decir, en un Centro de tratamiento autorizado. El más cercano está, hasta este momento, en Arganda del Rey, aunque en los próximos meses comenzará a funcionar una nueva planta de tratamiento de residuos aquí, en Villarejo de Salvanés.
Hasta entonces, y siempre que sean cantidades pequeñas de escombros, los vecinos podrán llevarlas hasta el Punto Limpio del Municipio.
Lo que se hace con los escombros de las obras no es una cuestión menor. La Ley prevé multas que van desde los 600 euros en adelante al que tire este tipo de residuos en lugares no adecuados.
Por eso y, en esa idea de protección al medio ambiente, el Ayuntamiento de Villarejo exigirá la acreditación de haber depositado los escombros en lugares adecuados a tal fin.