Regularización Catastral

Desde el 16 de junio y hasta 30 de diciembre es el periodo en que el Ministerio de Hacienda, a través de la dirección General de Catastro, procede a aplicar la regularización catastral.

Este procedimiento se desarrollará directamente por la Dirección General de Catastro con el objetivo de regularizar la situación y dar de alta aquellas edificaciones que no lo hayan hecho aún, tales como ampliaciones de viviendas, obra nueva, piscinas, construcciones en el campo...

El procedimiento se iniciará de oficio cuando se tenga constancia de que la descripción del inmueble en el Catastro no coincide con la realidad.

El titular del inmueble recibirá una notificación informándole del inicio del procedimiento, la apertura del plazo de alegaciones y, si se dispone de información suficiente, de una propuesta de regularización, incluyendo el nuevo valor catastral.
La tasa por regularizar las nuevas situaciones catastrales es de 60 €. Esta tasa es un tributo del estado y su gestión corresponde a la Dirección General de Catastro.
Una vez regularizada la situación de los inmuebles, los Ayuntamientos procederán a liquidar las cuotas del Impuesto Sobre Bienes Inmuebles correspondientes a ejercicios anteriores no prescritos.
Según las previsiones del Ayuntamiento, en Villarejo de Salvanés hay alrededor de 250 edificaciones que aún no han sido dadas de alta.