Hospital del Sureste: 10 años

Se cumplen 10 años desde que se abriera al público el Hospital del Sureste, y algunos de sus representantes como el director médico, el director económico, el director de recursos humanos, con el gerente del hospital, Carlos Sangregorio a la cabeza están recorriendo los municipios que dependen de este hospital para hacer balance de estos años, ofrecer estadísticas, explicaciones y escuchar la opinión de los usuarios. Ha sido un acto abierto a todo el público que quisiera asistir, y plantear sus preguntas, y ha tenido lugar en la Casa de la Tercia.

Nos hemos enterado de muchas cosas: datos generales y también datos concretos de nuestro municipio. Por ejemplo, que en estos años, 9.864 vecinos de Villarejo han sido atendidos en este hospital. Que 465 niños de nuestro pueblo han nacido allí. Que de pacientes llegados de Villarejo, ha habido 3.457 intervenciones quirúrgicas, o que se han realizado más de 88.000 pruebas diagnósticas a gente de nuestro municipio.  

 

Nos han contado que el Hospital del Sureste es un hospital público que se planificó en 2005 con una fórmula de construcción en la que participó el sector empresarial: un grupo de empresas construía el hospital y se encargaban de los servicios del mismo (limpieza, seguridad, mantenimiento, residuos, hostelería..) Por eso, este tipo de servicios están externalizados, pero la atención sanitaria para los pacientes es pública.

21 municipios, 185.000 personas, 45.000 m2, 132 camas, 5 quirófanos… un hospital universitario con una disposición pensada para ser ampliada y, así se tiene ya previsto, porque se ha quedado pequeño. Cuando se construyó, se hizo el cálculo del número de usuarios que atendería, y ahora, 10 años después, hay alrededor de 10.000 usuarios más de lo previsto entonces. Por eso, el hospital ya prepara su ampliación en número de camas, paritorios, Hospital de Día, quirófanos… o planificación de urgencias, que se pretende que ahora estén separadas en urgencias infantiles y de adultos.

El gerente nos explicó situaciones con las que se enfrentan y que aumentan las listas de espera, por ejemplo en dermatología, la dificultad de encontrar un dermatólogo que trabajara allí. Porque resulta que hay especialidades en las que escasea el personal.

Hay atenciones que el hospital de Arganda deriva a otros centros madrileños de referencia, por ejemplo la cirugía vascular. El gerente nos explicaba que esto es habitual es hospitales de todo el mundo. También nos hablaban de aspectos que deben mejorar, como la rapidez de los traslados en ambulancia, de los que son conscientes.

Algunas curiosidades que nos contaban: Más del 80% del personal que trabaja en Arganda son mujeres. Y el 90% de los jefes, también son mujeres.

El geriatra del hospital se traslada a las 15 residencias ancianos que hay en esta zona (es una zona de gran concentración de residencias)

Muchos datos, muchos, y un mensaje final del hospital: quéjense, hagan sus propuestas, sus reclamaciones. El Hospital tiene un departamento de atención al paciente donde se pueden realizar todas estas quejas a través de los cauces adecuados.